La Ceiba, Atlántida, 25 de julio de 2022.- Esta mañana, el Director Ejecutivo de la Fundación Parque Nacional Pico Bonito (FUPNAPIB), Jehovany Cruz, junto al Jefe regional del Instituto de Conservación Forestal (ICF), Allan Flores, y equipo técnico de ambas instituciones, se reunieron con el Diputado Ariel Montoya, quien preside la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Congreso Nacional; para lograr acuerdos de acompañamiento en diferentes temas que buscan la conservación del Parque Nacional Pico Bonito (PNPB).

Uno de los principales temas que se abordaron, fue la iniciativa de presentar un decreto de ley que ratifique lo límites del PNPB que se establecen en el Plan de Manejo del 2004, aprobado por la Administración Forestal del Estado – Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal (AFE-COHDEFOR), hoy ICF.

“La gestión de este decreto, que tiene como objetivo que los límites tengan un asidero legal completo y definitivo, es una acción paralela a la actualización del Plan de Manejo del PNPB que actualmente está haciendo el ICF y que nosotros acompañamos. Sabemos que este tema debe ser elevado a nivel del Congreso Nacional (CN), por lo que es oportuno tener estos acercamientos con el Diputado Ariel, para que él conozca el contexto de este proceso”, detalló Cruz.

Por su parte, Montoya reconoció que es importante para la conservación y protección del PNPB, que mediante un Decreto Legislativo se definan los límites del parque. Agregó que “Nosotros vamos a estar cabildeando y haciendo la gestión necesaria para que en las demás fuerzas políticas que comprenden el CN no haya objeción, y nosotros en la Comisión dictaminar a favor de algo que ya estamos trabajando”.

Adicionalmente, se acordó trabajar en la planificación de una agenda departamental para la creación de una mesa ambiental con diferentes organizaciones e instituciones relacionadas, para establecer los temas prioritarios en el departamento de Atlántida.

Asimismo, Montoya se comprometió a darle seguimiento a la anulación del PCM-030 2020, un decreto que la FUPNAPIB ha estado luchando por su derogación, por amenazar los medios de vida y los bienes naturales de las personas en sus territorios.